domingo, 21 de julio de 2013

Brico: Cómo cambiar el kit de arrastre de nuestra moto (cadena, piñón y corona)

En esta ocasión mostramos cómo sustituir el kit de arrastre, compuesto por piñón de ataque, corona y cadena, en una Honda CBF 500.

Cuando notamos que la cadena de nuestra moto suena, no es posible tensarla más en general o porque una parte está mucho más estirada que otra, o cuando algún/algunos eslabones se encuentra gripado, es el momento de sustituirla, así como el piñón y la corona, ya que de lo contrario, la nueva cadena tendrá una vida muy corta.



El proceso de sustituir el kit de arrastre no es complicado, aunque sí que es necesario disponer de una herramienta concreta para este trabajo: la tronchacadenas o remachadora de cadenas. Las hay de diferentes modelos y precios, pero yo recomiendo sin lugar a dudas gastarse el dinero una vez y comprar una decente si no queréis tener que comprar una cada uno o dos cambios, o lo que es peor, quedarte sin poder terminar el trabajo y con la moto inmovilizada. Las baratas, como digo, parten el tornillo con mucha facilidad debido a la enorme presión a la que son sometidos a la hora de remachar la cadena por eso no recomiendo uno como este por ejemplo:

De las de cierta calidad, los encontramos de dos tipos, de impacto o de presión por tornillo:

Remachadora universal

Remachadora para cadenas DID

Remachadora de impacto

Después de esta introducción, vamos con el proceso. En este caso lo hemos realizado sobre una Honda CBF 500, pero el proceso es exactamente el mismo en cualquier moto. Lo primero que debemos hacer es quitar la tapa que cubre el piñón de ataque, en el caso de que lo lleve. Normalmente está sujeto únicamente con dos o tres tornillos:




Ahora, con la primera velocidad engranada, procedemos a aflojar el tornillo que sujeta el piñón de ataque, sin llegar a quitarlo, de esta forma nos resultará más fácil, puesto que si está fuertemente apretado, aparte de la compresión del motor, podemos utilizar el freno trasero para evitar que gire. Una vez quitada la cadena, no dispondremos de este último recurso.

El siguiente paso es cortar la cadena vieja. La remachadora de cadenas dispone de un accesorio para realizar esta operación sin necesidad de nada más, pero yo prefiero pasar primero la amoladora por el eslabón para desgastar la parte remachada del perno o pasador. De esta forma, al terminar de quitarlo a presión con la herramienta, ésta sufre menos:




Una vez desgastado el perno por el que vamos a cortar, colocamos en la herramienta los accesorios para esta tarea. En este caso el punzón para cortar y el accesorio hueco para que pase el perno. Colocamos la herramienta en la parte del eslabón que vamos a cortar y con una llave o carraca comenzamos a apretar hasta que el perno sale por la parte posterior de la cadena:






Con la cadena ya cortada, procedemos a sacarla tirando de ella hacia atrás con la moto en punto muerto para permitir el giro de la rueda. El paso siguiente es quitar la rueda trasera. Para ello aflojamos los tornillos del tensor de la cadena de ambos lados del basculante y posteriormente la tuerca del eje trasero. Una vez quitada la tuerca del eje golpeamos suavemente con una maza de fibra en el eje hasta que vaya saliendo por el otro lado.






Ya podemos sacar la rueda trasera del basculante. Con lo único que hay que tener cuidado es de quedarse con la posición de los espaciadores que tiene el buje trasero si se caen al sacar la rueda, para evitar montarlos al revés (aunque normalmente no es posible, porque tienen forma, por si acaso) al colocar la rueda:

Espaciadores del buje de la rueda trasera.

Ahora ya podemos terminar de quitar el piñón de ataque, cuyo tornillo ya habíamos aflojado al principio, y quitar los tornillos que sujetan la corona al buje de la llanta trasera. Estos tornillos suelen estar bastante apretados, así que hay que tirar de fuerza o aumentar el brazo de palanca con un tubo:



Aunque no forma parte de este brico en sí, ya que quitamos la corona conviene comprobar el estado de los silentblock de goma que van en el interior del buje. Si  alguno está roto o la goma muy agrietada, conviene sustituirlos y ganaremos en suavidad en la conducción de la moto:



En este caso se encontraban en buen estado, con lo que volvemos a colocar la tapa del buje. Después colocamos y atornillamos la nueva corona y el piñón de ataque. Estos tornillos llevan par de apriete, con lo que si tenéis el manual de taller de vuestra moto no dudéis de buscar el dato y apretarlos con una llave dinamométrica:

¡Cómo brilla!

Para el piñón de ataque, conviene echar un poco de grasa en el dentado interior, para que en el próxima cambio no nos cueste mucho extraerlo, pues a veces se queda verdaderamente pegado. También hay que tener precaución de colocar la arandela del tornillo en su posición correcta, pues tiene posición:


Cuidado con la posición de la arandela.


Ha llegado el momento de poner la nueva cadena. Lo primero que debemos hacer, y que es MUY IMPORTANTE, es contar los eslabones de la cadena antigua y asegurarnos de que la nueva tiene los mismos, ya que no siempre es así, y si la montamos con más eslabones, aunque sea uno, no podremos tensar la cadena pues será larga. Para ello, debemos tener en cuenta que en la cadena nueva, el eslabón de cierre viene aparte y lo debemos contar. Es decir, si en la cadena que hemos cortado contamos 57 eslabones (incluyendo por el que hemos cortado), la cadena nueva debe tener 56 eslabones más el de cierre, que sumará el 57. En caso de que tenga más, habrá que cortarla quitando los que correspondan siguiendo el mismo proceso que hemos hecho con la vieja. Por ejemplo, en el caso del kit de DID para mi F800GS, viene un eslabón de más que hay que cortar.

Contando los eslabones de la cadena vieja.

La cadena nueva.

Para montarla, procedemos a montar la rueda trasera en el basculante de forma inversa a su desmontaje. La colocamos, pasamos el eje y apretamos la tuerca del mismo a mano, pero sin apretarla del todo y dejaremos sueltos los tornillos de los tensores, para permitir que la rueda tenga juego horizontal sobre el basculante. Con la rueda colocada, y la moto en punto muerto, colocamos la cadena pasándola por la parte superior de la corona en dirección al piñón de ataque. Girando la rueda y guiando la cadena con la otra mano, hacemos que de la vuelta completa hasta que se junten los extremos por la parte inferior:



Ahora cogemos el eslabón de cierre que viene aparte con una bolsita de grasa y los cuatro anillos de goma u o-rings que son los que retienen el lubricante en los eslabones de la cadena. Colocamos dos anillos en los pernos del eslabón de cierre, debidamente engrasados:



Introducimos el eslabón por la parte trasera de la cadena y colocamos los otros dos anillos de goma en los pernos por la parte delantera de la cadena y colocamos la placa delantera del eslabón sobre los pernos presionando un poco con la mano para que no se caiga:



La herramienta dispone de un accesorio para terminar de introducir la placa delantera en los pernos. Esto se realiza por presión y para asegurarnos que no lo apretamos ni más ni menos de lo que corresponde, yo mido el ancho del eslabón de al lado con un calibre, y aprieto con la herramienta hasta que el nuevo tiene la misma medida. Se tarda un poco más, pero merece la pena para evitar que con el tiempo sea este eslabón el primero en gripar por exceso de presión de las placas sobre los anillos de goma:

Accesorios para prensar la placa del eslabón de cierre.

Midiendo con el calibre.

Una vez colocada la placa en su posición correcta, ya sólo queda remachar la cadena para evitar que los pernos se salgan con el movimiento de la misma. Para ello, la remachadora dispone del último accesorio, que es el punzón para remachar. Éste acaba en una punta redondeada o cónica, que por presión, hará que se expanda la parte que sobresale de los pernos por delante de la placa:


Detalle de los pernos remachados.

Pues ya tenemos la cadena remachada. Ahora lo único que nos queda por hacer es tensar la cadena adecuadamente con los tensores que tenga nuestro modelo de moto y apretar la tuerca del eje del buje trasero cuando la tensión sea la adecuada:


Se ajusta la tensión de la cadena.

Y esto es todo. Ya tenemos nuevo kit de arrastre nuevo y a disfrutar de otros tantos miles de kilómetros. Espero os haya servido. ¡Un saludo del equipo de la aventura es la aventura!

2 comentarios:

  1. Con esa cadena nueva en la próxima ruta nos trota !!! (Si le deja su mujer...)

    ResponderEliminar
  2. muy bien explicado, Gracias.
    Mañana me toca cambio en mi Domi 650 a ver q tal me va, la verdad y ademas quiero cambiarle los rodillos de la rueda y catalina, el tema es q no tengo remachadora y lo mas seguro me toque remacharlo a la antigua usanza martillo punzon y muxo tino

    ResponderEliminar