lunes, 21 de enero de 2013

Seat Marbella: Montaje soportes (silentblocks) reforzados.

Cómo instalar en el Seat Marbella los soportes o silentblocks reforzados de motor y caja de cambios.

El siguiente paso en el proceso de preparación de nuestros SEAT Marbellas después del montaje de la barra de refuerzo de torretas, es el cambio de los soportes, o silentblocks, de motor y caja de cambios que trae de serie el coche, por unos reforzados.

A la izquierda el viejo, a la derecha el nuevo reforzado.
¡Qué diferencia!
J.M.R. Rallye & Racing nos ha suministrado dichos soportes reforzados. En total el SEAT Marbella usa tres. Uno que soporta el motor por su lado izquierdo mirando el coche de frente, y dos que soportan la caja de cambios. Estos tacos reforzados son más rígidos que los originales, con lo que aunque son algo más incómodos, puesto que transmiten más vibraciones a la carrocería, permiten un menor movimiento o flexibilidad, del conjunto motor-caja de cambios con la carrocería. Este hecho, que parece no tener mucha importancia, sí lo es. Cuando se va por terreno muy bacheado u ondulado, como por ejemplo, pistas con el famoso toulè ondulè, el movimiento del motor y de la caja de cambios es tan grande, que como la palanca de mando del cambio va fijo en la carrocería, al desplazarse la caja tira de la palanca, y se sale la velocidad que esté engranada en ese momento, quedándote en punto muerto y con el motor muy alto de vueltas, puesto que normalmente nos encontramos dando gas ¡a fondo!. Bueno, sobra decir, que esto repetido muchas veces a lo largo del día, no es nada bueno para la caja de cambios (pensemos que estamos sacando las velocidades sin desembragar). Estos soportes reforzados no pueden evitar por completo este hecho, pero sí podrán mitigarlo en gran parte.

Como decía, el SEAT Marbella tiene tres soportes. El primero que vamos a cambiar es el soporte de motor izquierdo. Este trabajo es muy sencillo y no tiene mayor complicación. Lo primero que debemos hacer es colocar un gato debajo del motor, a ser posible con un taco de madera para evitar dañar el cárter. Subimos el gato hasta que haga contacto con el mismo y lo dejamos ahí.



Después, aflojamos el tornillo central que sujeta el silentblock al soporte fijo que va a la carrocería. Una vez fuera éste, soltamos los dos tornillos laterales que fijan el soporta para evitar que gire sobre la base del soporte.



Una vez sueltos los tres tornillos, subimos el gato para elevar el motor. De esta forma el mismo se separará de la base del soporte, permitiéndonos extraer el soporte viejo, y la introducción del nuevo. Una vez dentro el nuevo, bajamos el gato hasta que apoye de nuevo en el soporte, y apretamos los tres tornillos. Como veis, muy sencillo, ¡incluso para manazas!

Es el turno del segundo soporte, el del lado derecho del motor visto desde frente, que realmente sujeta la caja de cambios. El proceso es exactamente el mismo que el del anterior, por lo que no vamos a repetir los pasos. Lo único recordar desplazar el gato a la derecha para que levante la caja de cambios por el lado correspondiente a ese soporte.



El tercer soporte es algo más complicado de cambiar. Éste sujeta la caja de cambios, por la zona del diferencial, al chasis y para acceder a él, debemos subir el coche por el lado izquierdo, como si fuésemos a cambiar la rueda delantera izquierda. Si nos asomamos por debajo del coche, lo podremos ver.



Para extraer este soporte, debemos aflojar los dos tornillos laterales que los sujetan al chasis, los dos tornillos que los sujetan al soporte del tubo de escape, y los tres tornillos que lo sujetan al diferencial de la caja de cambios. De esta forma sale todo el conjunto. Una vez fuera, en un tornillo de banco, aflojamos el tornillo grande central que sujeta el silentblock de goma al soporte fijo de hierro. Lo cambiamos por el nuevo, y montamos de forma inversa al desmontaje. No es que tenga mucha dificultad, pero sí más que los otros dos, sobre todo, por estar debajo del coche que siempre dificulta todo, sobre todo a los que tenemos un elevador…



Como siempre decimos, ya tenemos realizado un hito más en el proceso de preparación de nuestros coches para la Maroc Challege 2013 por parte del equipo de la aventura es la aventura. Poquito a poco, los coches se van poniendo en forma. ¿Lo estarán también sus pilotos? Eso es más difícil.

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario